info@ladorian.com
+34 915 104 655
  • Spagnolo
  • Inglese

Retail post covid19: oportunidad y fortaleza

Retail post covid19: oportunidad y fortaleza

covid19

Si la pandemia producida por la covid19 ha significado un importante cambio para el gran comercio, también ha representado una revolución para el pequeño comercio. En realidad, todos los eslabones de la cadena se han visto afectados, evolucionando quizá más rápido de lo que cualquier experto habría predicho.

La abrupta llegada de la covid19 fue para el retail una amenaza y una debilidad, pero pasados unos meses, se ha convertido en oportunidad y fortaleza. Estudios de mercado han demostrado que el comercio de proximidad se ha visto beneficiado, ganando un 3% de cuota de mercado.

Ahora compramos con menos frecuencia, pero en mayor cantidad. La posibilidad de un nuevo confinamiento tras los rebrotes está haciendo que adquiramos más productos, en cuantía y variedad. El acumular de todo “por si acaso” está beneficiando al retail post covid19.

Cuidar los “detalles”

Ante este favorable panorama, debemos atender y cuidar los “detalles” en retail, tanto para aprovechar la tendencia como para prepararnos a nuevos posibles cambios. La crisis ha golpeado económicamente a muchas familias, por lo que nuestra oferta debe mantenerse siempre atractiva. Precio, limpieza, calidad, variedad y experiencia están entre los primeros.

El precio es y seguirá siendo un “detalle” importante a tomar en cuenta. Cambios bruscos en este sentido pueden propiciar una estampida de clientes de un día para otro.

La limpieza es otro gran “detalle” a cuidar. Si en nuestro punto de venta el cliente percibe que no se están tomando las medidas de seguridad sanitaria indicadas por las autoridades, puede decidir no regresar.

La calidad ha sido toda la vida un factor determinante, pero en esta oportunidad lo es aún más, si cabe. Ahora menos que nunca podemos descuidar cualquier elemento relacionado con los atributos, propiedades y beneficios de nuestro producto o servicio.

La variedad es sin duda un reto en estos tiempos. Al comienzo de la pandemia fue un escollo difícil de superar, pero poco a poco ha regresando a los niveles de comienzos de año. Hay que seguir haciendo esfuerzos en este sentido.

La experiencia de compra es otro gran “detallazo”. Si logramos diferenciarnos de nuestra competencia ofreciendo experiencias agradables en el punto de venta, podremos capear mejor la crisis y aprovechar para fidelizar a nuestros futuros eternos clientes.

Qué será lo próximo

Así como el pasado mes de febrero desconocíamos lo que nos venía, hoy en día también es difícil predecir qué será lo próximo. Lo que sí sabemos es que tenemos que estar preparados, también en el pequeño comercio.

Mantener -e incluso superar- el 3% de cuota de mercado ganado por el comercio de proximidad significará una difícil competición contra quienes lo han perdido: el gran comercio. En todo caso, mientras siga habiendo rebrotes, se afianzará la tendencia de reducir la frecuencia de compra y aumentar las cantidades de productos.

Mercados como el online también se han visto beneficiados por la pandemia, pero mientras este ya era un sector al alza antes de la llegada de la covid19, por el contrario, la inclinación del retail era a la baja. Por eso, el retail post covid19 tiene un doble reto: recuperar lo perdido antes y mantener lo ganado después. La experiencia adquirida durante estos meses será clave. Ahí estará la verdadera fortaleza.