info@ladorian.com
+34 915 104 655
  • Spagnolo
  • Inglese

Enamora a tus clientes en retail

Enamora a tus clientes en retail

Hazle ojitos, abrázalo con frenesí y descubre si el tamaño importa a la hora de conquistarlo en retail. Enamorar al cliente en el punto de venta no es tarea sencilla, sin embargo, existen técnicas para ayudar a las empresas a lograrlo. Como en toda relación, el objetivo final es ganarse también su confianza y su fidelidad, porque el amor a primera vista está bien, pero fraguar el amor eterno es mucho mejor.

Firmas especializadas en estudios de mercado señalan que el precio, la experiencia y la variedad son elementos indispensables a la hora de “enamorar” al cliente en retail. Para ello tendremos que ir explorando y conociendo sus gustos, con cariño y seducción, o lo que es lo mismo, su perfil, hábitos, conductas y factores de decisión, así entonces podremos hacerle ojitos, abrazarlo con frenesí y despejar por fin la gran duda de todos los tiempos… ¿El tamaño importa?

Hazle ojitos

La mejor manera de “hacerle ojitos” a nuestros clientes es presentándoles en el punto de venta una oferta irresistible. Porque el amor entra por los ojos, dicen. Un expositor bien situado, unas letras llamativas, un buen producto y, sobre todo, una reducción importante en el precio, producirá un efecto seductor muy difícil de rechazar. En este momento, cuando el bombardeo de publicidad y mensajes que llegan –a la vez- por múltiples canales, lograr enamorar al cliente en el último momento es un arte, excitante, todo sea dicho. Por ello, debemos desplegar nuestras artes amatorias para que pase de un simple flirteo a una poderosa pasión segundos antes de tomar la decisión de pago. En este punto, el digital signage cobra valor y se convierte en la mejor herramienta para conseguirlo. No te cortes, hazle ojitos y cautívalo con una buena oferta.

Abrázalo con frenesí  

Las buenas experiencias son las que se repiten. Si en una relación nos hemos sentido abrazados y queridos, lo más probable es que volvamos. En otras palabras, si ofrecemos al cliente una buena experiencia de compra habremos propiciado una oportunidad para crear un vínculo, cuanto más placentero, más fuerte. Para ello, también debemos conocer sus gustos y necesidades, mientras más sepamos lo que quiere, mejor podremos abrazarlo. Incluso, la empatía que logremos con los clientes hará que nos recomiende y, por ende, podamos abrazar a nuevos compradores que buscan la misma experiencia.

Para nadie es un secreto que la opinión de otros juega hoy un papel muy importante a la hora de tomar una decisión de compra. Cumple sus expectativas, supéralas si puedes, incluso sorpréndele. Sin que te des cuenta, lo estarás abrazando con frenesí y conquistando para siempre.

¿El tamaño importa?

Tanto si eres minorista como si el por mayor es tu fuerte, el tamaño de tu oferta siempre tiene que ser grande. Es una técnica de venta cada vez más extendida que recomienda ofrecer la mayor cantidad posible de productos o servicios para todo tipo de público y en el mismo lugar. De esta manera, la empresa se asegura de tener una oferta equilibrada –desde lo más sencillo y barato hasta lo más complicado y caro-, mientras que el cliente se asegura de poder comparar y escoger sin tener que dar muchas vueltas. Así la tendencia, si lo que buscas es enamorar a tus clientes en retail para que te escojan a ti y no a otro, el tamaño sí importa.