info@ladorian.com
+34 915 104 655
  • Spagnolo
  • Inglese

ABC para aumentar las ventas en retail

ABC para aumentar las ventas en retail

ventas en retail

¿Acabas de abrir un negocio y tienes pocos clientes? ¿Quieres aumentar tus ventas en retail y no sabes cómo? ¿Tu comercio lleva tiempo y cada vez compran menos personas? Una de las principales preocupaciones que tenemos –normalmente y más en estos tiempos- es que los ingresos no sean suficientes para mantener nuestro negocio y que nos veamos obligados a cerrar, aun y cuando nuestra idea es buena.

El objetivo de la tienda es aumentar sus ventas en retail, y hacerlo cada vez más y mejor. Si no lo estamos logrando según las previsiones es porque algo pasa, y eso puede ser que nos faltan herramientas para que además de sostenible, también sea rentable.

Hasta hace unos años, el cliente no tenía demasiado acceso a la información y la oferta tampoco era universal, por lo que las ventas en retail eran relativamente más sencillas. Hoy en día, la evolución del mercado en Internet hace que existan clientes más informados y ofertas mejor proyectadas, lo cual nos obliga a ser cada vez más creativos si queremos que el cliente se quede con nosotros.

Tanto si nuestro negocio es físico, como si es virtual, debemos tener un ABC para aumentar las ventas en retail. Esta puede ser, precisamente, la herramienta que necesitamos para hacerlo sostenible y rentable.

“A” de Acceso online

Internet ha revolucionado el mundo de las ventas y ha hecho que el comprador ya no dependa del vendedor para elegir lo que busca. Esto significa que debemos tener presencia en el mundo virtual y, además, brindarle a nuestros clientes el acceso necesario a toda la información de nuestros productos y servicios.

Debemos partir de una estupenda página web y unas cuidadas redes sociales. Pero no cualquiera, debemos destacar. No habrá dos oportunidades para mostrarnos la primera vez. La idea es llamar la atención y enganchar a cualquier potencial cliente desde el instante en el que nos encuentra.

El acceso online a toda nuestra oferta permitirá guiar a los posibles clientes hasta el final de la compra, cualquiera que sea el final: en la tienda o en la web. Debemos apoyarlo en cada necesidad, informarlo de los detalles, brindarle todas las soluciones, personalizar el proceso, hacerlo sentir especial y adaptarnos a ese cliente que busca, y tiene que encontrar.

“B” de Buen producto o servicio

Así como nos debemos al cliente con una buena atención, también debemos hacerlo con un buen producto o servicio. Escucharlo y saber lo que quiere para adaptarnos a sus necesidades o incluso adelantarnos a lo que aun no sabe que necesita, puede marcar la diferencia con nuestra competencia.

Mientras más surtido esté nuestro stock o más específico sea nuestro producto o servicio, más fidelización lograremos. Podemos aumentar nuestra cartera e introducir otros complementarios, o experimentar con distintos proveedores con quienes podremos
negociar mejores condiciones.

Otro añadido en este aspecto es la garantía y el servicio post venta. Si nuestros productos o servicios son buenos, también podemos ser buenos garantizándolo.

“C” de Cuidar el proceso

Cuidar de cómo hacemos las cosas también es una manera de diferenciarnos. Los protocolos son importantes, tanto si el cliente entra por la web como si lo hace por la puerta.

Es importante establecer procesos flexibles, intuitivos, adaptados al perfil de quien nos visita. También se pueden diseñar procesos para aprovechar las oportunidades, cerrar ventas cruzadas, aplicar ofertas, brindar beneficios, hacer seguimientos, responder dudas, atender quejas y hasta para cobrar. Mientras más amable sea para el cliente, mejor.

Los procesos de recepción, manipulación y almacenamiento de la mercancía son importantes de establecer, para evitar perder tiempo y dinero. Por último, y no menos importante, debemos establecer procesos hasta para despedirnos… No solo queremos que compre sino que, además, vuelva.